Una noche de diversión y recaudación de fondos trae emotivos discursos de grandes celebridades como Kristin Chenoweth y Adam Rippon en el Fairmont Hotel en San Francisco.