El lado este de San José alberga la colección más grande de arte público